Bastaixos

Valora este artículo
(1 Voto)

Información adicional

Multimedia

Unión Musical de Alcoy Director: Gaspar Nadal

Marcha cristiana ganadora del 1º Premio y accesit en el XI Concurso Nacional de Composición de Música Festera de Altea.

Obra obligada en el 9º Certamen de Música Festera de Altea La Vella.

A ritmo de marcha cristiana, esta obra refleja a través de diversas escenas la esencia del espíritu de un colectivo de trabajadores humildes, los Bastaixos, y de su legado más reconocido: la Iglesia de Santa María del Mar.

De origen esclavo, estos estibadores de la Cataluña medieval, pasaron a ser hombres libres en el siglo XIV y se agruparon en una cofradía, cuyo trabajo diario era descargar mercancías de los buques y trasladarlas desde la playa hasta la ciudad cargadas a sus espaldas.

Muy comprometidos con su barrio, el arrabal, participaron activamente en la construcción de la Iglesia de Santa María del Mar, máximo exponente del gótico catalán; sobria pero sencilla como la gente que la levanto, pero a la vez ligera, esbelta y adornada por la luz del mediterráneo.

Su tarea era muy simple: cargar a sus espaldas las piedras y transportarlas desde las canteras reales de Montjuïc hasta Santa María, para que éstas fuesen trabajadas a pie de obra.

Junto a las gentes de la ciudad, no dudaban en formar parte de la milicia cuando veían amenazados derechos de su ciudad, o bien en acudir ante las autoridades cuando veían amenazados derechos sociales fundamentales como la atención a los ancianos o a las viudas.

La obra "Bastaixos", describe distintas escenas de la vida de este colectivo y de su legado: con la piedra cargada a sus espaldas, el bastaix se dirige a los pies de Santa María y deposita allí una parte de la futura iglesia. Con gran satisfacción levanta la vista y observa la iglesia en todo su esplendor a la luz del día, aunque su visión es interrumpida por la llamada a la defensa de los derechos de su cofradía. Marchan pues los Bastaixos, unidos todos a pedir justicia al Rey, concediéndoles éste la razón, y triunfando una vez más la justicia.

Contentos, observan una danza popular y poco a poco van incorporándose a ella, aunque el recuerdo de Santa María hace que vuelvan a su quehacer gratuito: la piedra, que seguirán transportando a sus espaldas con la satisfacción final de ver acabada su iglesia, apoteosis final de la obra, que recuerda en sus últimos compases el compromiso del bastaix de continuar trabajando codo con codo a sus compañeros y vecinos en pos de un bien común.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Mapa de la web - Aviso legal - Privacidad
Copyright © Pere Sanz. Todos los derechos reservados.